El rol de la teoría y el peligro de despreciar el aspecto organizativo

La experiencia revolucionaria y la habilidad de organización son cosas que se adquieren con el tiempo ¡Lo único que hace falta es querer desarrollar en uno mismo las cualidades necesarias! ¡Lo único que hace falta es tener conciencia de los defectos, cosa que en labor revolucionaria equivale a más de la mitad de la corrección de los mismos!.

V. I. Lenin.

Una de nuestras grandes diferencias con la práctica de la mayor parte de la izquierda argentina se basa en nuestro rechazo a encapsular toda orientación política en una consigna. En efecto, las referencias históricas y teóricas que busquen explicar problemas de diversa índole son invariablemente caracterizadas como “teoricismo abstracto” y descartadas por “no armar para la intervención política” o por ser “mero propagandismo”. En contraposición, las consignas serían las respuestas “concretas” y “prácticas” para la intervención en la lucha de clases. Sigue leyendo “El rol de la teoría y el peligro de despreciar el aspecto organizativo”